Efectos respiratorios de la contaminación atmosférica

Las enfermedades respiratorias son muy comunes y sus síntomas pueden variar desde leves como secreción nasal, dolor de garganta, tos y alergias hasta condiciones más graves como el asma, la bronquitis crónica, el enfisema y la neumonía. Todos estos síntomas se han relacionado o han empeorado con la contaminación del aire. La mala calidad del aire o los días “esmog” causan aumentos mensurables en la tasa de hospitalización por estas enfermedades.


El sistema respiratorio es particularmente sensible a la contaminación ambiental. Los pulmones deben transportar grandes cantidades de aire (más de 400 millones de litros a lo largo de la vida) con el fin de suministrar suficiente oxígeno al sistema sanguíneo. Los contaminantes del aire, como el ozono troposférico y las partículas pueden dañar a los pulmones directamente. Pueden desencadenar una inflamación en los pulmones capaz de afectar al corazón, a los vasos sanguíneos, así como entrar en la sangre y afectar a otros órganos distantes.

El ozono en particular puede dañar a los alvéolos, esos sacos de aire donde se produce el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.

inhalador-ninoLas partículas contaminantes del aire vienen en muchos tamaños y su tamaño determina en qué parte de los pulmones se alojarán. Las partículas grandes son más propensas a depositarse en las vías aéreas superiores de los pulmones. Las partículas finas penetran profundamente en la región alveolar, causando diversos efectos sobre la salud. Esto depende de la química o naturaleza física de dichas partículas.

Las enfermedades respiratorias más comunes influenciadas por la contaminación del aire son:

  • Las alergias
  • El asma
  • La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

Las alergias y la contaminación atmosférica

Los estudios demuestran que la exposición al ozono a nivel del suelo puede empeorar los síntomas de alergia y aumentar la sensibilidad del sistema inmunológico a alérgenos e infecciones.

La nueva evidencia ha encontrado una relación relativamente fuerte entre la mala calidad del aire y los episodios recurrentes de secreción nasal (rinitis), tanto en términos de iniciar los síntomas como de prolongar los brotes.

El asma y la contaminación atmosférica


El asma, una de las enfermedades crónicas más prevalentes en los niños y un problema serio en los adultos, puede agravarse por la exposición a la contaminación del aire. Esta condición hace que los bronquios (vías respiratorias) se inflamen y se hinchen, bloqueando el flujo de aire y causando dificultad para respirar, sibilancias, tos y opresión en el pecho.

Los ataques de asma pueden surgir ​​por una variedad de factores, incluyendo el ejercicio físico, una infección, el polen, las alergias y el estrés. Pero también pueden ser provocados por la sensibilidad a la contaminación del aire, por ejemplo cuando hay smog.

¿La contaminación del aire causa asma?

Todavía se está investigando si la mala calidad del aire causa asma o simplemente agrava una condición existente, pero nuevos estudios en varios países sugieren una asociación entre la contaminación del aire exterior y el desarrollo de asma en niños y adultos. También se plantea que la exposición prolongada a la contaminación del aire puede retardar el crecimiento pulmonar en los niños.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la contaminación atmosférica

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también conocida como EPOC, es un problema de salud grave y común entre las personas mayores. El tabaquismo es responsable de aproximadamente el 80% de todos los casos. Aunque se sabe que la contaminación del aire puede empeorar la enfermedad, algunos estudios sugieren que incluso puede causarla.

La EPOC propvoca dificultad para respirar, tos y un aumento de la producción de moco. A medida que la enfermedad progresa, las personas experimentan una reducción de la calidad de vida y niveles de actividad limitados. No existe cura para los pacientes que sufren de EPOC, el tratamiento se basa en mantener un estilo de vida saludable y tomar la medicación adecuada.

La bronquitis crónica y el enfisema pulmonar son formas comunes de EPOC. La bronquitis crónica es causada por la inflamación de las células que recubren el interior de los bronquios, lo que aumenta el riesgo de infección y obstruye el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones. El enfisema es una enfermedad crónica en la que las paredes y la elasticidad de los alvéolos resultan dañados.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.