Las enfermedades respiratorias crónicas más comunes

Las condiciones respiratorias crónicas pueden ser agrupadas atendiendo a varios factores que las caracterizan. Por ejemplo, una agrupación común se refiere a las enfermedades obstructivas pulmonares, que afectan el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones, tales como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la bronquiectasia.


El asma es un trastorno inflamatorio crónico de las vías respiratorias. Las personas con asma experimentan episodios de dificultad para respirar y opresión en el pecho, debido a la reducción generalizada de las vías respiratorias.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica limita el flujo de aire en los pulmones, lo que puede conducir a la falta leve o grave de la respiración, lo cual no es totalmente reversible incluso con un tratamiento. Esta es una enfermedad seria a largo plazo, que afecta principalmente a personas mayores.

“La fiebre del heno” es un término comúnmente utilizado para describir la rinitis alérgica cuando es causada por la exposición al polen estacional. La rinitis alérgica es una de las enfermedades respiratorias crónicas más comunes.

La sinusitis crónica es la inflamación de la mucosa de uno o más sinuses paranasales, las grandes cavidades de aire que se encuentran dentro de los huesos de la cara. Se produce cuando el drenaje normal de los sinuses se obstaculiza por la hinchazón, el exceso de moco o una anormalidad en la estructura de los sinuses paranasales. Puede causar malestar, dolor y a menudo está relacionada con la inflamación dentro de la nariz.

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria en la que el moco de las glándulas es más espeso y pegajoso de lo normal, afectando así a los pulmones y otros órganos. La dificultad para manipular la mucosidad de las vías respiratorias conduce a infecciones de pecho y la obstrucción del flujo de aire, además de otros problemas relacionados, como la bronquiectasia y una esperanza de vida más corta.

La bronquiectasia se refiere a una dilatación anormal e irreversible de las vías respiratorias en los pulmones. Las personas que la padecen son propensas a las infecciones donde el moco se acumula en las vías respiratorias y se estanca. Entre las principales causas que la provocan están la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la fibrosis quística, los niveles bajos de anticuerpos y otras infecciones como la tuberculosis, la tos ferina y el sarampión.

Las enfermedades pulmonares ocupacionales son el resultado de la inhalación de polvos o vapores nocivos, tales como sílice, asbesto y polvo de carbón. Esta exposición se produce normalmente en lugares de trabajo. La neumoconiosis o la cicatrización del tejido pulmonar causada por la inhalación de polvo, es un ejemplo muy común de la enfermedad pulmonar ocupacional.


La apnea del sueño es una condición que afecta la respiración durante el sueño. Al reducirse el flujo de aire también ocurren caídas intermitentes de la cantidad de oxígeno en la sangre, perturbando el sueño. Las personas con apnea del sueño a menudo son inconscientes de sus problemas respiratorios nocturnos.

La fibrosis pulmonar es una cicatrización o engrosamiento de los pulmones, que afecta la transferencia de oxígeno a la sangre. A veces, se pueden identificar las causas de esta condición, pero lo más frecuente es que se desconozcan. En estos casos se describe como la fibrosis pulmonar idiopática.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.