¿Qué es el asma?

El asma es una condición en la cual las vías respiratorias se estrechan, se hinchan y producen mucosidad. Esto puede dificultar mucho la respiración y causar síntomas como tos, sibilancias y respiración entrecortada.


Para algunas personas, el asma es una molestia menor, para otras, puede ser un problema grave que interfiere con las actividades diarias y que puede conducir a un ataque potencialmente mortal.
El asma no se puede curar, pero los síntomas sí pueden ser controlados. Generalmente el asma es una condición que evoluciona, cambia con el tiempo, de ahí que sea tan importante visitar regularmente al médico para controlar los síntomas y ajustar el tratamiento según sea necesario.

¿Cómo se clasifica el asma?

Para clasificar la gravedad del asma, un especialista considera la información acerca de los síntomas del paciente, por ejemplo, la frecuencia de sus ataques de asma y cuán graves son, junto con los resultados del examen físico y pruebas de diagnóstico. La determinación de la gravedad del asma ayuda a elegir el mejor tratamiento, y este en ocasiones puede requerir de ciertos ajustes, ya que la gravedad del asma suele cambiar.

El asma se clasifica en cuatro categorías generales:

  1. Leve e intermitente: se presentan síntomas leves de 2 días a la semana o 2 noches al mes.
  2. Leve y persistente: se presentan síntomas más de 2 veces por semana, pero no más de una vez en un solo día.
  3. Moderado y persistente: los síntomas ocurren una vez al día y más de 1 vez a la semana.
  4. Grave y persistente: los síntomas se presentan durante todo el día, en la mayoría de los días, y con frecuencia durante la noche

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.