Síntomas del asma

Los síntomas del asma pueden variar de leves a graves y de persona a persona. Una persona puede tener ataques de asma con poca frecuencia, presentar síntomas sólo en ciertas ocasiones, como durante la práctica de ejercicios, o tener síntomas todo el tiempo.


Los signos y síntomas del asma incluyen:

  • Dificultad para respirar
  • Opresión o dolor en el pecho
  • Dificultad para dormir causada ​​por la falta de aire, tos o sibilancias
  • Un silbido o sibilancias al exhalar (este es un signo común del asma en los niños)
  • Ataques de tos o sibilancias que se agravan por un virus respiratorio, como un resfriado o la gripe

Las señales de que el asma puede estar empeorando son:

  • Signos y síntomas de asma más frecuentes y molestos
  • Incremento de la dificultad para respirar
  • Necesidad de usar un inhalador de alivio rápido con más frecuencia

Para algunas personas, los síntomas de asma estallan en determinadas situaciones, tales como:

  • Asma inducida por el ejercicio, lo que puede ser peor cuando el aire es frío y seco
  • Asma ocupacional, provocada por entornos de trabajo con factores irritantes, tales como vapores químicos, gases o polvo
  • Asma inducida por alergia, desencadenada por alérgenos particulares, como la caspa de las mascotas, las cucarachas o el polen

¿Cuándo se debe consultar a un médico?

Busque tratamiento de emergencia

Los ataques de asma graves pueden ser potencialmente mortales. Se recomienda trabajar de conjunto con el médico antes de tiempo, para determinar qué hacer cuando los signos y síntomas empeoran, y cuándo es necesario un tratamiento de emergencia. Los signos de una emergencia de asma incluyen:

  • Empeoramiento rápido de la disnea o sibilancias
  • No se nota una mejoría después de usar un inhalador de alivio rápido, como el albuterol
  • Dificultad para respirar cuando se está haciendo actividad física mínima

Comuníquese con su médico

  • Si piensas que tienes asma. Si tienes tos frecuente o sibilancias que duran más de unos pocos días o cualquier otro síntoma de asma, consulta a tu médico. Tratar el asma a tiempo puede prevenir el daño pulmonar a largo plazo y ayuda a evitar que la enfermedad empeore con el tiempo.
  • Para controlar el asma después del diagnóstico. Si una persona sabe que tiene asma, lo ideal es que trabaje con su médico para mantenerla bajo control. Un buen control a largo plazo ayuda a sentirse mejor sobre una base diaria y puede prevenir un ataque de asma potencialmente mortal.
  • Si los síntomas de asma empeoran. Es preciso ponerse en contacto con un médico inmediatamente si el medicamento no parece aliviar los síntomas o si necesita usar su inhalador de alivio rápido con más frecuencia. No trates de resolver el problema tomando más medicamentos sin consultar a tu médico. El uso excesivo de medicamentos para el asma puede causar efectos secundarios y empeorar la enfermedad.
  • Para revisar el tratamiento. El asma a menudo cambia con el tiempo, así que regularmente se debe acudir a la consulta médica para hablar de los síntomas y hacer los ajustes necesarios de tratamiento.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.