Tratamientos y drogas para la tuberculosis

Los medicamentos son la piedra angular del tratamiento de la tuberculosis, pero este tratamiento lleva mucho más tiempo que el tratamiento de otros tipos de infecciones bacterianas. Con la tuberculosis, se debe tomar antibióticos por lo menos de seis a nueve meses. Los medicamentos y la duración del tratamiento dependen de la edad, la salud en general, la posible resistencia a los medicamentos, la forma de TB (latente o activa) y la localización de la infección en el cuerpo.


Un estudio reciente sugiere que un período de tratamiento más corto, de 3 meses en lugar de 9, con la medicación combinada puede ser eficaz para mantener la TB latente y evitar que se convierta en TB activa. Con un tratamiento más corto, las personas tienen más probabilidades de completar toda la medicación y se reduce el riesgo de sufrir efectos secundarios. De todos modos, aun se necesitan más estudios al respeto.

Medicamentos más comunes para la tuberculosis

Para la tuberculosis activa, sobre todo si se trata de una cepa resistente a los medicamentos, se requiere varios medicamentos a la vez. Los medicamentos más comunes para tratar la enfermedad son:

• Ioniazida
• Rifampicina (Rifadin, Rimactane)
• Ethambutol (Myambutol)
• Pirazinamida

Existe cierta evidencia de que tomar vitamina D durante el tratamiento de la tuberculosis aumenta algunos de los efectos de las drogas.

Efectos secundarios de los medicamentos

Los efectos secundarios de los medicamentos contra la tuberculosis no son comunes, pero pueden ser graves cuando ocurren. Todos los medicamentos contra la tuberculosis pueden ser altamente tóxicos para el hígado. Si alguien experimenta cualquiera de los siguientes síntomas mientras toma tales medicamentos, debe consultar a un médico inmediatamente:


• Náuseas o vómitos
• Pérdida del apetito
• Un color amarillo en la piel (ictericia)
• Orina oscura
• Una fiebre que dura tres o más días y no existe una causa obvia

Completar el tratamiento es esencial

Después de unas semanas, la enfermedad no es contagiosa el paciente puede comenzar a sentirse mejor. Por esas razones puede sentirse tentado a dejar de tomar los medicamentos, pero es importante terminar el curso completo de la terapia y tomar los medicamentos exactamente según lo prescrito por el médico. Suspender el tratamiento demasiado pronto o saltarse una dosis puede permitir que las bacterias se mantengan vivas o se vuelvan resistentes a los medicamentos, provocando que la tuberculosis sea mucho más peligrosa y difícil de tratar.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.