Causas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

La principal causa de la EPOC es el tabaquismo, sin embargo, se conoce que la EPOC a menudo también se produce en las mujeres expuestas al humo de la quema de combustible para cocinar y para calefacción en viviendas mal ventiladas. Sólo alrededor del 20 por ciento de los fumadores crónicos desarrollan EPOC. Algunos fumadores desarrollan enfermedades pulmonares menos comunes, pero ellos pueden ser mal diagnosticados con la EPOC hasta que se realice una evaluación más completa.


¿Cómo esta enfermedad afecta los pulmones?

El aire  viaja por la tráquea y llega hasta los pulmones a través de dos vías grandes, conocidas como los bronquios. Dentro de los pulmones, estos tubos se dividen en pequeñas ramificaciones, como las ramas de un árbol, conocidas como los bronquiolos. Estos terminan en racimos de pequeños sacos de aire, denominados alvéolos. Estas bolsas de aire tienen paredes muy delgadas y llenas de pequeños vasos sanguíneos (capilares). El oxígeno en el aire que la persona inhala pasa hacia estos vasos y entra en el torrente sanguíneo. Al mismo tiempo se exhala el dióxido de carbono, el gas que se produce como resultado del metabolismo.

Los pulmones dependen de la elasticidad natural de los bronquios y los alvéolos para expulsar el aire fuera del cuerpo. La EPOC les hace perder su elasticidad, lo que deja un poco de aire atrapado cuando se exhala y provoca el colapso parcial de la actividad pulmonar.

Causas de la obstrucción de las vías respiratorias

  • El enfisema. Esta enfermedad pulmonar causa la destrucción de las paredes frágiles y fibras elásticas de los alvéolos. Las vías respiratorias más pequeñas colapsan cuando se exhala e impiden el flujo de aire hacia afuera de los pulmones.
  • La bronquitis crónica. En esta condición, los bronquios se inflaman, se estrechan y los pulmones producen más mucosidad, bloqueando los tubos más estrechos. Como consecuencia, se desarrolla una tos crónica para tratar de despejar las vías respiratorias.

El humo del cigarrillo y otros irritantes

En la gran mayoría de los casos, el daño a los pulmones que conduce a la EPOC es causado por el tabaquismo a largo plazo, pero probablemente haya otros factores presentes en el desarrollo de la EPOC, como una susceptibilidad genética a la enfermedad, debido a que sólo un 20 por ciento de los fumadores desarrollan esta condición.

Además del humo del cigarro, de tabaco, o pipa, otros irritantes como la contaminación del aire y la exposición laboral al polvo, humos o vapores, también pueden causar EPOC.


Deficiencia de alfa-1-antitripsina

Aproximadamente el 1 por ciento de las personas con EPOC, la enfermedad resulta de un trastorno genético que causa bajos niveles de una proteína llamada alfa-1-antitripsina. Alfa-1-antitripsina (AAT) se produce en el hígado y es secretada al torrente sanguíneo para ayudar a proteger los pulmones.

De ahí que su deficiencia puede afectar al hígado, así como los pulmones. El daño al hígado puede no sólo en adultos con un largo historial de fumar, puede ocurrir en bebés y niños también. Para los adultos con EPOC relacionada con la deficiencia de AAT, las opciones de tratamiento son las mismas que para otros casos más comunes de la EPOC. Algunas personas pueden ser tratadas mediante la sustitución de la proteína AAT faltante para impedir un mayor daño a los pulmones.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.