Complicaciones de la neumonía

A menudo, las personas que tienen neumonía pueden ser tratadas exitosamente con medicamentos. Sin embargo, algunas personas, especialmente los de los grupos de alto riesgo, pueden experimentar complicaciones, incluyendo:


• La presencia de bacterias en el torrente sanguíneo (bacteriemia). Las bacterias que entran en el torrente sanguíneo de los pulmones pueden transmitir la infección a otros órganos, causando una insuficiencia orgánica.

• Absceso pulmonar. Si se forma pus en una cavidad de un pulmón se puede producir un absceso. Esto usualmente se trata con antibióticos, pero a veces se necesita cirugía o drenaje con una aguja larga o cánula, que se introduce en el absceso para eliminar el pus.

• Acumulación de líquido alrededor de los pulmones (derrame pleural). La neumonía puede causar la acumulación de líquido en el espacio entre las capas delgadas de tejido que recubren los pulmones y la cavidad torácica (pleura). Si el líquido se infecta, puede ser necesario drenarlo a través de un tubo colocado en el pecho o mediante la cirugía.

• Dificultad para respirar. Si la neumonía es grave o si se tiene enfermedades pulmonares crónicas subyacentes, es posible que se tenga problemas para respirar el oxígeno suficiente. Es posible que el paciente sea hospitalizado y utilice dispositivos que lo ayuden a respirar, mientras el pulmón se cura.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.