Estilos de vida y remedios caseros para la bronquiolitis

Aunque acortar la duración de la enfermedad pueda ser difícil, si se pueden aliviar algunos de los síntomas y hacer que su niño esté más cómodo. Estos son algunos consejos a tener en cuenta:


  • Humedecer el aire. Si el aire de la habitación de su hijo está seco, un humidificador de vapor frío o un vaporizador pueden humedecer el aire y ayudan a aliviar la congestión y la tos. Asegúrese de mantener limpio el humidificador para evitar el crecimiento de bacterias y mohos. Mantenga la habitación caliente pero no demasiado caliente, ya que demasiado calor puede hacer que el aire sea seco.
  • Mantenga a su hijo en posición vertical. Estar en una posición vertical por lo general hace que la respiración sea más fácil. Si se trata de un bebé, un asiento de seguridad puede ayudar. Si va a dejar a su hijo en un asiento de coche por un largo período de tiempo, por ejemplo para una siesta, asegúrese de que la cabeza del niño no caiga hacia adelante, porque eso puede impedir la respiración adecuada. Coloque cuñas de espuma o una manta enrollada a cada lado de la cabeza de su hijo para mantenerlo de forma segura en su lugar. También revise que el asiento tenga una inclinación adecuada, eso varía según el tamaño y la edad del niño.
  • Haga que su hijo beba líquidos claros. Para prevenir la deshidratación, dele a su niño muchos líquidos claros, como agua, jugo o agua de gelatina. Su niño puede beber más despacio de lo habitual debido a la congestión.
  • Pruebe las gotas salinas para aliviar la congestión. Usted puede comprar ese tipo de gotas. Son eficaces, seguras y no irritantes, incluso para los niños. Para utilizarlas, introduzca varias gotas en una fosa nasal, entonces inmediatamente coloque una pera de succión, sin empujarla demasiado lejos. Repita el proceso en la otra fosa nasal. Si su hijo tiene la edad suficiente, puede enseñarle cómo soplar su nariz.
  • Use los calmantes para el dolor. Los calmantes para el dolor tales como el acetaminofeno, pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta y mejorar la capacidad de su hijo para beber líquidos. No se recomienda darles acetaminofén a los niños menores de 3 meses de edad.
  • Mantenga el ambiente libre de humo. El humo puede empeorar los síntomas de las infecciones respiratorias. Si un miembro de la familia fuma, pídale que fume fuera de la casa y fuera del coche. 

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.