Pruebas y diagnóstico de la sarcoidosis

La sarcoidosis puede ser difícil de diagnosticar debido a que la enfermedad produce pocos síntomas en sus primeras etapas. Cuando se presentan, estos varían según el sistema de órganos afectado y pueden parecerse a los signos de otros trastornos.


El médico probablemente comenzará con un examen físico, incluyendo un examen detallado de las lesiones de la piel que se presentan. También puede escuchar con atención el corazón y los pulmones, así como comprobar los ganglios linfáticos para detectar una posible hinchazón. Se puede revisar cualquier imagen de rayos X anterior para detectar signos de sarcoidosis que pueden haber sido pasados ​​por alto.

Los exámenes de diagnóstico pueden ayudar a descartar otros trastornos y determinar qué sistemas del cuerpo pueden ser afectados por la sarcoidosis. El médico puede recomendar:

  • Rayos X, para comprobar si hay evidencia de daños en los pulmones o los ganglios linfáticos en el pecho. Algunas personas son diagnosticadas con la enfermedad después de examinar radiografías de tórax tomadas por otras razones.
  • Tomografías computarizadas, si se sospecha de complicaciones.
  • Exámenes de sangre, para evaluar el estado general de salud y qué tan bien están funcionando los riñones y el hígado.
  • Pruebas de función pulmonar, para medir la capacidad pulmonar y la cantidad de oxígeno que los pulmones entregan a la sangre.
  • Examen de la vista, para detectar problemas de la vista que pueden ser causados ​​por la sarcoidosis.

Biopsias

El médico puede solicitar una pequeña muestra de tejido (biopsia) de una parte del cuerpo que posiblemente haya sido afectada por la enfermedad, para así detectar la presencia de los granulomas.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.