Pruebas y diagnóstico del cáncer de pulmón

Pruebas para diagnosticar el cáncer de pulmón en personas sanas


Los médicos no están seguros de si las personas sin signos o síntomas de cáncer de pulmón deberían someterse a exámenes para diagnosticar la enfermedad. Algunos estudios muestran que la detección del cáncer de pulmón puede salvar vidas al detectarlo en etapas tempranas, cuando se puede tratar con más éxito. Sin embargo, otros estudios encuentran que la detección del cáncer de pulmón a menudo revela las condiciones más benignas que requieren pruebas invasivas y exponen a las personas a riesgos innecesarios.

Se están realizando estudios para determinar qué tipos de pruebas pueden ser de utilidad. Mientras tanto, si alguien lo desea, puede hablar con su médico si está preocupado acerca de su riesgo de cáncer de pulmón. Juntos pueden determinar las estrategias para reducir ese riesgo y decidir si las pruebas de detección son apropiadas para él.

Los exámenes para diagnosticar el cáncer de pulmón

Si existen razones para pensar que una persona puede tener cáncer de pulmón, el médico puede ordenar una serie de pruebas para determinar si hay células cancerosas y para descartar otras condiciones. Con el fin de diagnosticar el cáncer de pulmón, se pueden recomendar:

  • Las pruebas de imagen. Una imagen de rayos X de los pulmones puede revelar una masa anormal o nódulo. Una tomografía computarizada puede revelar pequeñas lesiones en los pulmones, que pueden no detectarse en una radiografía.
  • Citología de esputo. Si se presenta una tos y o se está produciendo esputo, analizar una muestra con el microscopio a veces puede revelar la presencia de células de cáncer de pulmón.
  • Muestras de tejido (biopsia). Una muestra de las células anormales se puede extraer mediante un procedimiento llamado biopsia. El médico puede realizar una biopsia de varias maneras, incluyendo la broncoscopia, en la que se examinan áreas anormales de los pulmones mediante un tubo iluminado que se pasa por la garganta hasta los pulmones; mediastinoscopia, en la cual se hace una incisión en la base del cuello y se insertan herramientas quirúrgicas detrás del esternón para tomar muestras de tejido de los ganglios linfáticos y biopsia de aguja, en la que el médico utiliza rayos X o imágenes para guiar una aguja a través de la pared torácica y en el tejido pulmonar, para recoger células sospechosas. También se puede tomar una muestra de la biopsia de los ganglios linfáticos u otras áreas hacia donde el cáncer se haya extendido, como el hígado. 

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.