Síntomas de la fiebre del Valle

La fiebre del Valle es la forma inicial de la infección coccidioidomicosis. Esta enfermedad aguda inicial puede convertirse en una enfermedad más grave, como la coccidioidomicosis crónica y diseminada.
Los síntomas de esta enfermedad suelen aparecer después de 1 a 3 semanas de la exposición, y pueden variar de leves a graves. Para el caso de la coccidioidomicosis aguda se incluyen:


• Fiebre
• Tos
• Dolor en el pecho, que va desde una sensación leve de constricción hasta una  presión intensa similar a un ataque al corazón
• Escalofríos
• Sudores nocturnos
• Dolor de cabeza
• Fatiga
• Dolor en las articulaciones
• Sarpullido rojo y con manchas

La erupción que a veces acompaña a la fiebre del Valle está formada por protuberancias rojas dolorosas que más tarde pueden volverse marrones. La erupción aparece principalmente en las piernas, en el pecho, los brazos y la espalda. Otros pacientes pueden presentar una erupción roja levantada con ampollas o erupciones que parecen granos.

Puede ser que una persona no desarrolle los síntomas de la enfermedad, pero es posible que un tiempo después descubra que ha estado infectada por el resultado positivo de una prueba de la piel, de un análisis de sangre o por la presencia de nódulos en los pulmones observada en una radiografía de tórax por rayos X. Aunque los nódulos normalmente no causan problemas, pueden parecer cáncer en una radiografía.

Si se desarrollan síntomas graves, el curso de la enfermedad es muy variable. Puede necesitarse meses para recuperarse por completo, la fatiga y los dolores en las articulaciones pueden durar incluso más tiempo. La gravedad de la enfermedad depende de varios factores, como el estado de salud en general y el número de esporas del hongo que fueron inhaladas.

 Coccidioidomicosis crónica

Si la infección inicial de coccidioidomicosis no se resuelve por completo, puede progresar y convertirse en una forma crónica de la neumonía. Esta complicación es más frecuente en personas con sistemas inmunitarios debilitados. Es probable que el paciente presente períodos en que los síntomas empeoran y otros en los que mejoran. En esos casos los síntomas incluyen:

• Fiebre baja
• Pérdida de peso
• Tos
• Dolor en el pecho
• Esputo teñido de sangre
• Nódulos en los pulmones


Coccidioidomicosis diseminada

La forma más grave de la enfermedad, la coccidioidomicosis diseminada, se presenta cuando la infección se propaga más allá de los pulmones hacia otras partes del cuerpo. Muy a menudo estas partes incluyen la piel, los huesos, el hígado, el cerebro, el corazón, así como las membranas que protegen el cerebro y la médula espinal.

Los signos de la enfermedad diseminada dependen de qué parte del cuerpo está afectada y pueden incluir:

  • Los nódulos, úlceras y lesiones en la piel, que son más graves que la erupción común con otras formas de la enfermedad
  • Lesiones dolorosas en el cráneo, la columna vertebral o de otros huesos
  • Dolor e hinchazón en las articulaciones, especialmente en las rodillas o los tobillos
  • Meningitis, infección de las membranas y el líquido que rodea al cerebro y la médula espinal. Es la complicación más mortal de la fiebre del Valle 

¿Cuándo se debe consultar a un médico?

La fiebre del Valle, incluso cuando es sintomática, a menudo desaparece por sí sola. Sin embargo, para los adultos mayores y otras personas de alto riesgo, la recuperación puede ser lenta, y el riesgo de desarrollar una enfermedad severa es alto.

Se debe buscar atención médica especialmente si:

• Se vive o ha viajado recientemente a un área donde la enfermedad es común
• Se tienen síntomas que no mejoran

Es muy común, por ejemplo, que las personas que pasan unos días practicando el golf o el senderismo en Arizona, regresan a casa con la fiebre del Valle, pero casi nunca se realizan las pruebas que confirman esta enfermedad.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.