Síntomas de la neumonía

Los síntomas de la neumonía varían de leves a graves, dependiendo de factores tales como el tipo de germen causante de la infección, de la edad y salud en general. Los signos más leves a menudo son similares a los de un resfriado o una gripe, pero duran más.


Entre los principales síntomas de la neumonía se incluyen:

• Fiebre, sudoración y escalofríos
• Temperatura corporal menor que la normal en personas mayores de 65 años de edad o personas con sistemas inmunitarios debilitados y mala salud en general
• Tos que puede producir líquido espeso y pegajoso
• Dolor en el pecho cuando se respira profundamente o tose
• Dificultad para respirar
• Fatiga y dolores musculares
• Náuseas, vómitos o diarrea
• Dolor de cabeza

Los recién nacidos y los bebés pueden no mostrar signos de la infección, o pueden vomitar, tener fiebre y tos, parecer inquietos, cansados y sin energía, o presentar dificultad para respirar y comer.

Las personas mayores que tienen neumonía a veces sufren cambios repentinos en la conciencia mental.

¿Cuándo se debe consultar a un médico?

Se debe consultar a un médico si se tiene dificultad para respirar, dolor de pecho, fiebre persistente de 39 C o más alta, y tos persistente, especialmente si se produce pus.

Es muy importante consultar a un médico si:


• Un niño con signos y síntomas es menor de 2 años de edad
• Tiene más de 65 años de edad
• Si tiene una condición de salud subyacente o un sistema inmunológico debilitado
• Si se está recibiendo quimioterapia o medicamentos que suprimen el sistema inmunológico

Para algunos adultos mayores y personas con insuficiencia cardíaca o enfermedades pulmonares, la neumonía puede convertirse rápidamente en una situación potencialmente mortal.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "Aparato respiratorio. Procedimientos relacionados". Después de leer este libro serás capaz de:

  • Identificar cada uno de los órganos del aparato respiratorio y sus características anatómicas..
  • Explicar los procesos fisiológicos en los que están implicados los órganos del aparato respiratorio.
  • Conocer los signos y síntomas de la patología más frecuente que afecta a este aparato.
  • Aprender sobre la ventiloterapia, oxigenoterapia y otras fisioterapias de la respiración.